Bicicletas que fuimos

A cualquiera que le gusten las bicicletas, entendidas desde un punto de vista metafísico, por supuesto, recomiendo la lectura de “El tercer Policía” de Flann O’Brien. En esta novela, divertida e ingeniosa como pocas, hay un tratamiento del concepto “bicicleta” de lo más interesante y sorprendente. Hay un personaje, un científico apócrifo llamado De Selby que tiene unas disparatadas pero científicamente razonadas teorías. Sostiene que la tierra en realidad no era esférica, sino asalchichada, por ejemplo y también tiene, (y ahí vamos), una Teoría Atómica. Los cuerpos, las cosas, a fuerza de permanecer juntas, acaban teniendo la tendencia de compartir átomos. Una pequeñísima parte de los átomos de un cuerpo son transferidos al contiguo y viceversa, de manera que, con el tiempo, es difícil determinar qué cantidad de un objeto forma ya parte del que está al lado. De esta manera y teniendo en cuenta la infinita cantidad de horas que un hombre (o mujer) pasan en su bicicleta a lo largo de su vida, (estamos hablando de la Irlanda de principios del siglo XX), se puede afirmar sin temor a equivocarse que hay hombres que son cada vez más bicicletas y bicicletas que son cada vez más hombres. Esta teoría viene a explicar porqué hay bicicletas que aparecen en el salón sin que nadie las haya puesto ahí o nos sorprenden en un pasillo como escuchando conversaciones ajenas.

Y a De Selby no le falta cierta razón. Porque una bicicleta con la que vamos al trabajo o a la universidad, que compartimos con nuestra pareja o con la que nos manejamos en una ciudad llena de tráfico; una bicicleta en la que viajamos y en la que vivimos momentos felices acaba formando parte de nosotros. Y viceversa.

Por eso cuando en una ciudad te encuentras una bicicleta destrozada, encadenada a una farola o a un árbol, cuando ves un despojo de ruedas y manillares estás viendo tirada por los suelos,  si sabes mirar, una parte de la historia de alguien.

Buscando en la vida que podían esconder estas bicicletas yo he tratado de imaginar a sus respectivos dueños, las personas que algún día fueron.

Guardar

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Exposición en San Lorenzo de El Escorial

Hola, te llamo de la Casa de la Cultura de San Lorenzo de El Escorial porque tenemos aquí un proyecto tuyo para realizar una exposición de pintura. Es que tenemos unas fechas disponibles y era para ver si podías exponer tu obra, puedes? – ¿Y para cuando sería? – Este… para dentro de ocho días.

Y dije que sí.

Y tengo que decir que a pesar de lo apresurado ha ido muy bien. Montamos el día 16, inauguramos al día siguiente y a partir de ahí todo estupendo.

Agradecimientos: A todos los amigos que se han acercado estos días a ver la exposición, especialmente a los que han venido desde lejos. A Alfonso por romper la barrera del tiempo. A James Ellroy que me ha entretenido las calurosas tardes de estos días en las que el público tardaba en entrar. A todos los que todavía se lo están pensando, en especial a esa chica hizo tanto por convencer a sus padres. A los que han venido acompañados de Juve i Camps. A los trabajadores de la Casa de la Cultura que son muy majetes. A la señora mayor que casi todas las tardes se acercaba a ver si ya había vendido, al ciclista que entró con bicicleta y todo, a la pareja de enamorados, al papá que vino con su hija pequeña, a la mujer que hizo esperar a su marido, al matrimonio de holandeses y en general a todas las personas que me han dicho cosas bonitas y me han dado ánimos estos días, he aprendido mucho con vosotros.  Y gracias especialmente a a Ana, a Amparo, a María Victoria, a Belén y a mi madre por las manos que me han echado.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 1 Comentario

Orsol

Guardar

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 2 comentarios

Modelo Aneto 4/6

Guardar

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Is this trip really necessary?

Guardar

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Gone with the tea

Guardar

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Dos en la encrucijada

Guardar

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

San San Sansón

Guardar

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Un hombre

Guardar

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Desayuno en Edimburgo (Una mesa con cosas encima)

Mi sobrino Mario dentro de poco cumplirá 5 años. Hace pocos días se quedó en casa un ratillo, sin sus padres, para asistir al cumpleaños de su prima Violeta, mi niña. Como sé que le gusta pintar fuimos juntos al estudio un rato, (yo llamo pretenciosamente estudio al par de metros cuadrados donde tengo los lápices, las espátulas, las pinturas, etc). ¿Te gusta mucho pintar, verdad Mario? – Sí, claro- dijo con su perfecta dicción de pitagorín, ¿Y en el cole pintáis mucho? – Si, claro, lo que pasa es que nosotros pintamos con unas pinturas llamadas témperas – Mira-, le dije, -este es el cuadro que estoy pintando ahora – (se lo mostré con la esperanza de que reconociese a su padre, que está en primer término), a lo que Mario, con la sabiduría aplastante e irrefutable de su edad, contestó: -Claro, una mesa con cosas encima, muy bien.

Yo me creía que había pintado esos desayunos sin prisas en la casa de mi hermano Alex en Edimburgo, cuando Ruth y yo fuimos a visitarle. Creía haber pintado el espíritu de aquella casa grande, luminosa y absolutamente caótica en la que vivía, y el relax, y la despreocupación y la sensación de estar en otro mundo. Pero no. Había pintado una mesa con cosas encima. Y me pareció genial.

Guardar

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | 1 Comentario

Volare Intervenido

Hay veces que ves un cuadro tuyo de hace tiempo y piensas “Pffff!!! Qué antíguo te has quedado!” Es tuyo pero es como si no lo fuera. No puedes mostrarlo porque hay una distancia tremenda entre el tú de hace 3 ó 4 años y el tú de ahora.  Y tienes dos opciones: O condenarlo a pasarse el resto de su vida en algún rincón oscuro, que es la antesala del olvido y del cubo de basura, o intervenirlo.

Cuando intervienes un cuadro hay una especie de conflicto moral, cierto cargo de conciencia que no se va del todo, y sobre todo miedo a estropearlo del todo: no sabes si el resultado al que vas a llegar es mejor que lo que había antes y era mejor no haberse metido en aventuras. Pero es un todo o nada.

A “Volare” y “El Sombrero de Tom” los siento más míos ahora que he vuelto a meterles mano, y creo que mejoran, pero claro, esa es mi apreciación personal.

Guardar

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

El sombrero de Tom

Guardar

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Metáfora de la nobleza y la inocencia

Guardar

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Metáfora de la paternidad

Guardar

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 1 Comentario

Ana

Guardar

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 1 Comentario

Verbena

Unos amigos que se juntan y que encargan un cuadro para otros amigos que se casan.

Guardar

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

La noche en vela


Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 1 Comentario

El bueno de James

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 1 Comentario

Constelación

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Volare 2 Intervenido


ficha-Volares

Era esto o la hoguera.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

Hola, soy Michael Caine

ficha collages 30x40 2010

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Exposición en el Matadero de Madrid

Gracias a mi amigo Daniel Piqueras me llegó el contacto del DFest11 que aún se estaba gestando, y pude mandarles un dossier con una selección de trabajos de los cuales escogieron sólo 6, por razones de espacio y por coherencia con el espíritu bastardo y subterráneo del festival. Náufraga Glamour, El Reloj Bizarro, It’s Raining Men, Híbrido y señorita, No lo pienses más y Hello Dolly 2011.

La ocasión está siendo toda una experiencia porque, por un lado es una gozada estar en el Matadero de Madrid, un espacio privilegiado lo mires por donde lo mires y, por otro lado, es la primera vez que muestro mis collages al público, que está más acostumbrado a ver mis acrílicos y no esta faceta mía quizás más escondida (para los que no visitan este blog, claro).

La exposición va a estar todavía esta semana, por lo que aún hay oportunidad de visitarla. Y sí, los cuadros se venden. Si alguno gusta preguntadme.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

ARCO

El pasado viernes me acerqué a ARCO. Para mi es una cita importante porque viendo lo que se cuece por ahí aprendo mucho y aunque voy a matacaballo por esos pasillos infectos tratando de descubrir cosas brillantes entre tanto revoltijo y que al cabo de dos horas ya estás borracho de arte, a pesar de todo eso, ARCO me deja siempre un poso muy interesante de ideas nuevas, de ganas de arriesgar y tirarme al vacío, de formas de presentar en las que yo no había pensado… yo que sé. Toda ese batiburrillo de emociones artísticas, bien administrado, me dura todo un año, hasta el siguiente ARCO al que voy para cargar pilas.

Pero aunque entiendo que es una feria para hacer negocio, para comerciar con el arte, (cosa que me parece muy bien), no sé yo si habría que revisar eso de “Contemporáneo”. Porque por un lado se tiene a la feria como un termómetro para medirle la temperatura al arte actual, y según vaya ARCO así va el arte contemporáneo en España y sin embargo por otro lado te encuentras con obras de artistas que llevan más de 30 años consagrados o ya muertos. Y da que pensar. Yo entiendo que Saura, Antonio López, Warhol, Tapies, Miró… etc son muy interesantes desde el punto de vista del negocio del arte, pero espero que no sirvan para valorar cómo está el panorama artístico en este país. En fin, que uno que va ávido de sorpresas por la feria me decepciona que buena parte de ella sean viejas glorias. A este ya le vi el año pasado, a este ya le vi en el reina Sofía hace 10 años, a este le estudié en COU… Y todo esto lo digo desde la admiración profunda que me merecen los que he citado y otros que no he citado pero yo, particularmente, hace tiempo que los tengo entre los clásicos, y no voy a ARCO buscando clásicos.

Yo quiero aprender con ARCO, pero la feria no está concebida para eso, y me queda un saborcillo alcalino en la boca. Menos mal que entre toda la amalgama de glamour y de talento y de rostros pálidos se ven no pocas cosas maravillosas, ideas estupendas y también sorpresas, motivo suficiente para estar seguro de que al año que viene, si puedo, volveré.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

El calcetín rojo

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Híbrido y señorita

ficha collages 30x30 2010

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Que se la quite!

Gracias a Borja que se dejó convencer y posar para este cuadro.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Marx lunares

ficha collages 30x40 2010

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 1 Comentario

Tentáculo Motion

ficha collages 30x40 2010

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Hello Dolly 2011

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Lisérgico Mahler

ficha collages 30x30 2010

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

No lo Pienses Más

ficha collages 30x30 2010

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Nijinsky Desorientado

ficha collages 30x30 2010

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

El Reloj Bizarro

ficha collages 30x30 2010

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Raining men

ficha collages 30x30 2010

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Peep Peep

ficha collages 30x30 2010

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Náufraga Glamour

ficha collages 30x30 2010

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

A tomar vientos!!

ficha collages 30x30 2010

Y la cara de cromo que se te queda cuando te cancelan un vuelo qué? quién te la paga? Después de hacerte descalzar y quitar el cinturón ahí estás tu, con una mano sujetándote los pantalones, con la otra tratando de plegar el carrito de tu niña e introduciendo bandejas cargadas de abrigos y efectos personales en la cinta del escáner (cuando vas con una niña de 10 meses ni te cuento las bandejitas que te salen), con un ojo mirando la cola que estás formando y con otro al agente de seguridad que te mira con cara de “a mi no se me escapa ni una”. Consigues entrar, buscas un sitio donde quitarte las pantuflas de plástico y poder calzarte a gusto, te tomas un café, le das la merienda a la niña y te empiezan a llamar los familiares que han visto la tele o escuchado en la radio algo de una huelga. Al poco ves que la gente corre por los pasillos más de la cuenta. Te alarmas, pasas por la fase de negación “No, no puede ser, a mi no puede pasarme esto”, luego empieza a haber comunicados por megafonía que también iban in crescendo: “Señores pasajeros, debido a xfzzzjrrrpdas asd asd “, y se cortaba, luego “Señores pasajeros, debido al conflicto laboral mantenido por los controladores aéreos… ” y ya por último “Señores pasajeros, debido al ausentamiento masivo de sus puestos de trabajo de los controladores aéreos…” Y pasas a la fase de ira: “¡¡¡Mecagontorfsxxxx de la madre que los parió!!!” Luego te entra la depre y sientes todo aquello que imaginabas que sentirías cuando veías imágenes de anteriores huelgas del personal de Aena en los aeropuertos. Pasas a la fase de negociación y te agarras a la radio buscando algún clavo ardiendo al que agarrarte, “No, ya verás tú como esto se soluciona”, pero no se soluciona y no te queda más remedio que pasar a la fase de aceptación. Recoges tu maleta y ta vas a casa. A la de Pascal y mi cuñada María que es un cielo, en mi caso.

Hay pocas cosas más deprimentes que deshacer la maleta de un viaje al que no has ido.

Así que, para la próxima vez, tengo un plan que he estado diseñando como puede verse en el collage. Todavía es un prototipo y tengo que terminar de definir una versión familiar, pero puede acabar con estas situaciones. Es un poco como lo de la película UP, pero en plan individual. Un poco de helio, unos globitos bien fuertes y… a París….

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 2 comentarios

Mesas y Sillas

Vas por la calle, pensando en tus cosas, o charlando con quien quiera que tengas al lado, o escuchando música, das la vuelta a una esquina y la ves, conteniendo la respiración, avergonzada, totalmente fuera de lugar, abandonada, en ocasiones herida, en ocasiones calada hasta los tuétanos. Uno puede pensar que no es más que una silla pero eso sería quedarse en la superficie. Hay que sumergirse. En medio de la calle, en el parque, entre viñedos, castigada junto a una pared. A veces sola, a veces formando grupos que parecen estar hablando entre sí, conspirando. Sillas que estaban en casas con una madre y un padre y unos niños correteando, sillas de oficina, de jefe, de funcionario, de secretaria, sillas nuevas y estupendas pero empapadas por la lluvia que son como el pan mojado. Sillas que un día sirvieron para cambiar una bombilla, para dejar la ropa que uno se quita antes de acostarse. Bancos de piedra demasiado fría para sentarse en ella. Sillas de auditorio vacío, como un ejército formado en posición de firmes, soportando la lluvia o el sol de justicia. Sillas y mesas en las que no se sienta nadie, en las que, en muchos casos, nunca más se sentará nadie. Sillas vacías conteniendo la respiración, esperando.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

Confeti

“Nadie debería ir a ninguna parte sin un poco de confeti”. Es una frase que Tom Waits (otra vez Tom Waits) dice entre canción y canción en un  concierto que tengo por ahí y que me pareció genial. Ir por la vida siempre dispuesto a celebrar algo, a montar una fiesta, a colarse en alguna, a brindar, a emborracharse un poco o mucho, a gritar y a bailar… Llegar a casa con confeti en el pelo o en la chaqueta, ¡qué sensación!. Me surgió la imagen de un personaje que siempre lleva confeti en el bolsillo por si surge la ocasión de lanzarlo, que no deja pasar oportunidad para el cachondeo y lanza confeti desde un tiovivo.

Luego, (o quizás desde el principio), me di cuenta de que este personaje bien podría ser mi padre. Mi padre había muerto unas semanas antes de empezar el cuadro y también vivió en una fiesta particular sus últimos años. Con una mano se agarraba torpemente a la vida, por la que iba a contracorriente y, con la otra, derrochaba confeti y lo que no era confeti. Siempre con un chiste malo a mano nunca decía que no a un vino o a dos. El carrusel giraba rápido, pero él iba al revés que todos los demás y sufría. Me consta que sufría.

Mi padre era un buen hombre, que nadie piense otra cosa. Pero tenía una enfermedad chunga que le arrancó de la realidad.

Pero así es la vida.  Notas biográficas aparte  yo recomiendo sentarse en el carrusel en el sentido de la marcha porque es mucho más cómodo y, desde luego, estar siempre bien provisto de unas buenas cantidades de confeti, que nunca se sabe.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 3 comentarios

A veces pasan cosas

LLevo con un cuadro desde primeros de julio y creo que ahora estoy a punto de terminarlo. Lo empecé con mucha pasión porque estaba muy convencido de la idea y sabía más o menos claramente cuál era el resultado al que quería llegar, pero quise correr más de la cuenta y en un par de días aquello se convirtió en una especie de apocalipsis sin solución. Un lío.

Debo decir que todos los años, para el verano, cuando llega la jornada continua en el trabajo me prometo a mi mismo sacarle todo el partido posible y dedicar las tardes a pintar con fruición, para recuperar el tiempo que no tengo durante el resto del año. Por supuesto los objetivos son demasiado altos y cuando acaba la jornada continua siempre tengo la sensación de no haberla aprovechado lo suficiente. Este año empecé jornada y las vacaciones al mismo tiempo y dediqué 3 días enteros sólo a pintar. Al cabo de los tres días me iba de viaje y quería dejar terminado el cuadro, para que, a la vuelta de vacaciones pudiera dedicarme a proyectos nuevos.

Demasiada presión.

No es que me justifique, pero todo eso sí que explica lo del apocalipsis. Trabajé desorganizadamente, con ansiedad y un poco queriendo correr más de la cuenta. Además es un cuadro especialmente grande para lo que estoy acostumbrado y me estaba costando hacerme con las dimensiones. Notaba que no acertaba, que iba improvisando soluciones a los problemas, cometía errores y al tratar de solucionarlos gastaba mucho material y me sentía mal por ello. Todo fatal. El caso es que lo dejé sin terminar y cuando volví de vacaciones me encontré con un cuadro feo y amontonado y sin solución aparente. No tenía fuerzas para tratar de repararlo porque le había puesto tantos parches ya que eso era como la chaqueta de Carpanta. De modo que lo dejé. No fue una ruptura, fue un “Necesito que nos distanciemos un tiempo”.

Se quedó apoyado contra la pared, (en casa casi todos los cuadros están así, los pobres). Yo lo veía de cuando en cuando y lo estudiaba y trataba de ver si valía la pena luchar por él o directamente lo sacrificaba. Ya estaba pensando en comprar una tela nueva para aprovechar el bastidor cuando, me dejé llevar por un impulso, agarré el bote de Gesso y tapé casi medio cuadro. Y al verlo medio en blanco, de repente, el cuadro me habló.

Y me puse a trabajar en él de nuevo, pero claro, de tanto dar y corregir y luego tapar y luego meter y luego corregir y luego volver a tapar… la superficie de la tela está llena de protuberancias irregulares por las acumulaciones del acrílico que no había manera de meter la espátula. Tenía que buscar entre los recovecos para cubrirlo todo con el color, porque con tanto saliente y entrante quedaban partes en blanco sin cubrir.

Pero (recordatorio) tengo que aprender a detectar estos accidentes y utilizarlos en favor del cuadro. En un momento dado me di cuenta de que de tratar de manchar toda la superficie era un error y si al pasar la espátula quedaban “calvas” blancas por esas protuberancias… pues mejor!

Ya está casi acabado.

Yo no tenía para nada planificado ese efecto, pero surgió. Muchas veces mientras estoy pintando llego a hallazgos estupendos de los que en realidad  no soy responsable: Yo no los busco, ellos vienen a mi.

A veces, mientras estás pintando, pasan cosas.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

¡Hola mundo!

Cómo ha cambiado esto, eh?

Bueno. Pues resulta que ya no le veía mucho sentido a mi web tal y como la tenía antes y he decidido hacerme un blog. Ya tenía uno, pero me hace ilusión que sea bajo mi dominio, porque blogspot y eso está bien pero te queda una url demasiado larga, y para tener una web muerta de risa…

Bueno, vamos allá

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | 2 comentarios

Y cinco mil más (El farol)


El Golpe es una de esas películas que casi me sé de memoria, pero que puedo verlas una y otra vez sin que me canse de ella ni un ápice. La escena de la partida de póker en el tren es sencillamente sublime. “Me llamo Lonnegan, Doyle Lonnegan. Más vale que lo recuerde, Mr. Shaw, si no quiere que juguemos a otra clase de juego”. El otro día viéndola por la tele me asaltó la inspiración y quise pintar algo sobre esa escena, lo que sucede es que en cuando preparaba mentalmente el cuadro se me coló Frank Sinatra en “El Hombre del Brazo de Oro” y Steve McQueen en “El Rey del Juego”, y al final ha resultado un cóctel de diamantes, tréboles, picas y corazones.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 1 Comentario

Claqué 2

Qué tengo yo con el Claqué? Me encanta.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 1 Comentario

Frontera

Acrílico y Collage Sobre Papel 39×20,5 cm

Cogió la puerta y se fue sin maleta ni nada, con la ropa que llevaba. No era la primera vez que daba un portazo y en realidad no había sido muy distinto de las otras veces, pero sabía que esta vez no iba a volver. Tenía poco dinero, lo justo para el autobús y para un par de días, tenía un paquete de tabaco, una barra de carmín, una aguja con una bobina pequeña de hilo negro y una foto vieja de sus padres. Tenía su pasaporte y una agenda que tiró en la primera papelera que encontró. Y mucha sed, sed de esa que sólo se quita con un Margarita o dos bien preparados. Miró al cielo y respiró hondo. Se sintió ligera y feliz.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 1 Comentario

Indigestión Nocturna

Acrílico y collage sobre papel. 37×20,5cm

Sudor frío. Pesadillas. Movimientos estomacales nada glamurosos. Pesadillas. Mal aliento pese al dentífrico. Viajes al baño. Alkaselkzer. Pesadillas. Si alguna vez me oís pedir Telepizza para cenar, por favor, impedídmelo.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 1 Comentario

Hercules Serenade

Acrilico y Collage Sobre Papel 20,5x40cm

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Space Oddity Remix

Acrílico y Collage  sobre Papel 22,5x40cm

Hacía frío en la calle y entraron en el Joe’s Shanghais Restaurant a eso de las 7. La exposición no empezaría hasta dentro de una hora y Andy no aparecería por allí hasta dentro de dos por lo menos, de modo que no había prisa. Jack y Lisa pidieron un café y Mike Jagger se fue directamente a los servicios bromeando por el camino. David estaba desganado. Dudaba si pedir un simple vaso de agua o un bocadillo cuando al fondo del local vio a un hombre grande con barbas que le resultaba familiar. Lisa y Jack empezaron a discutir otra vez y David no se sentía con fuerzas de seguir la conversación. Finalmente pidió un vaso de agua. El hombre del fondo tenía unas gafas de lectura con montura negra colocadas en la punta de la nariz. Con el rostro severo y ceñudo, escribía o más bien garabateaba algo en un cuaderno. Tenía una bufanda color granate alrededor del cuello y una taza de café ya vacía sobre la mesa. David se acercó a él cruzándose con Mike Jagger que volvía del servicio, y se quedó de pié a menos de un metro de su mesa, mirándole con curiosidad. “Hola”, dijo David, y el señor de las barbas casi se asustó al verle ahí plantado. “Hola”, contestó el hombre, visiblemente molesto por la interrupción. Su mirada volvía al cuaderno cuando David dijo “he visto tu película”. El hombre de las barbas se fijó ahora más en aquel joven que tenía delante, plantado delante de su mesa con un abrigo de marinero y unos pantalones rojos. Tenía una mirada extraña y se dio cuenta de que era porque tenía cada ojo de un color distinto. “¿Cual de ellas?”, preguntó el hombre, “La del espacio”, dijo David,  “Y le gustó?”, “Oh si”, “Me alegro” dijo el señor  de las Barbas con la misma expresión hosca de antes . Miraba a David casi pidiéndole que le dejase tranquilo. Lisa llamó a David desde la barra alzando el brazo. “Adiós”, dijo David. “Adiós” dijo el señor de las barbas, y vio como David iniciaba su regreso. “Por cierto”, dijo el hombre, “escuché su canción”, “¿Cuál de ellas?” preguntó David, “La del espacio”, “¿Y te gustó?”, “Oh si”, “Me alegro”, dijo David, y el hombre de las barbas le sonrió dos segundos a modo de despedida justo antes de volver a concentrarse en su cuaderno.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

Conexión Vermouth

Acrílico y Collage sobre papel 34,5×18,5cm

Cruzó el bar como sólo él sabía hacerlo, llevándose consigo las miradas de todas las mujeres presentes tan descaradamente que casi se diría que estaban esperándole. Tenía el bigote recortado a lo Clark Gable y el pelo, que casi no se notaba que estaba teñido, peinado igual que Stewart Granger. El pañuelo anudado al cuello como David Niven y la sonrisa infalible de Gary Cooper, tantas veces ensayada. El camarero sin preguntar siquiera le sirvió un Dry Martini debidamente aguado, porque su hígado ya no podía permitirse muchos excesos. Se giró sobre sí mismo para dejarse admirar por el respetable público femenino y se preparó mentalmente para elegir. Buscó con la mirada aquí y allá, echó un par de sonrisas y se ruborizó falsamente ante algún ojo guiñado. Pronto empezaron a revolotear alrededor de él las viudas y las divorciadas. Contó los chistes de siempre, descorchó un par de botellas de Sidra El Gaitero y dejó que las burbujas hicieran su efecto. Al cabo de unas horas estaba caminando por el paseo marítimo con una rutilante pelirroja que como mucho estaría recién jubilada. Esta no era tonta, se tuvo que defender como pudo de una conversación sobre arte contemporáneo y sobre literatura, mira tú por donde había ido a dar con una intelectual. Pero no le preocupaba. La pensión que le había quedado no daba para mucho, así que para alguien acostumbrado a vivir a lo grande no quedaba más remedio que desarrollar algunas habilidades: él era el hombre más elegante de Benidorm desde hacía años. No había fallado nunca y no iba a fallar ahora. Ésta, igual que las demás, acabaría invitándole a cenar.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

Blasfemia Pop

Acrílico y Collage sobre papel 17x33cm

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 2 comentarios

Hombre corriendo con Bing Crosby de fondo

La llanura es interminable, sin apenas puntos de referencia, tan sólo alguna roca de cuando en cuando. No sabe muy bien qué hora es, pero por la altura del sol, que apenas se deja ver entre la niebla, debe ser media tarde. Corre como alma que lleva el diablo y no sabe desde cuándo. Lleva corriendo toda su vida. Si lo piensa bien sólo se recuerda a sí mismo corriendo. Siempre corriendo. Lleva en el uniforme el polvo de mil kilómetros y en los labios tiene las grietas que el sol y el viento esculpen cada día. Tiene la piel quemada y tan curtida como el cuero de sus botas. Ya no le pesa el casco y ha perdido sus armas si es que alguna vez las tuvo. Ya no tiene agua ni piensa siquiera en ella. Su vida es correr. Correr por la llanura infinita como un fantasma, dando zancadas de 7 leguas, siempre concentrado en su cuerpo, en los latidos de su corazón, en el ritmo de su respiración. Concentrado en el terreno, en sus fuerzas. Sólo desde hace un tiempo, unos días quizás, un pensamiento nuevo se ha introducido en su mente y le acompaña en su carrera. Desde hace unos días, no puede evitar escuchar en su cabeza, una y otra vez, la misma canción.

Recomiendo ver este vídeo watch?v=t_32W7Touso

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

We are jets


Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 1 Comentario

A Chorus Line

Si pones A Chorus Line en el Google te encontrarás, entre otras, con esta imagen repetida y reinventada una y mil veces. Desde que se estrenara allá por 1975, (Wikipedia dixit), coreógrafos y directores de arte han optado por reproducir esta estampa cada vez con, en todo caso, contadísimas variaciones. Los mismos personajes, el mismo acting, el mismo brazo caído, la misma postura indolente, desafiante, la misma parejita… cambiará el color de las ropas, de los leotardos y de los calentadores, pero poco más. ¿Y porqué? Pues en mi opinión porque es rotunda, desde que nació esta imagen es ya un icono, es a A Chorus Line lo que Vivien Leigh con el puño en alto a Lo que el Viento se Llevó. El concepto mismo del musical está en esta imagen y está también la historia de cada uno de los personajes: se identifica a la boba, a la tímida, al chulo, al delicado… Por eso todos los coreógrafos y directores de arte la repiten una y otra vez. No iba a ser yo menos.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 1 Comentario

West Side

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Bicicletas Borrachas

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Bicicletas Borrachas






Publicado en Uncategorized | Etiquetado | 1 Comentario

Sombreros Ambury

Imagen | Publicado el por | Etiquetado | 1 Comentario

Siga a ese taxi. (¿Cómo va este negocio?)

VENDIDO

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Huracán Carla

VENDIDO

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Fly me to the moon

VENDIDO

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Elefante con Paraguas

Imagen | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

Jersey Girl (Cuello Cisne)

Imagen | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

ANA

Un regalo de cumpleaños

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Secretos

VENDIDOS

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Claqué

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Volare


Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

Bob

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , | Deja un comentario

Martin

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , | Deja un comentario

Árbol

VENDIDO

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Trompeta y Zapatos

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Collages 30×40

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Liliput Doméstico.

¿En qué estará pensando este hombre?

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 4 comentarios

Volare

VENDIDO

Acrílico sobre tabla 80x80cm

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Aburrido

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , | 5 comentarios

Drive my car


Uno de Nueva York y el otro de París.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Cercanías


Viajar en transporte público da mucho de sí si uno lleva encima un cuaderno

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

Peces y agua

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , | Deja un comentario

Caracola


Una buena idea debe crear incógnitas. Me encanta cuando uno ve una ilustración y surgen preguntas.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Tom


A mi To Waits me parece un tipo de lo más inspirador. Pienso hacer una serie sobre él, pero más en serio.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | 1 Comentario

Desnudos de memoria


Son sólo ejercicios para desoxidar la mano.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

Collages 30×30

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

Ana leyendo


A la sombra de los fresnos de La Herrería, en primavera, es un verdadero placer tirarse en la hierba a leer.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | 3 comentarios

Cortázar / Penurias


A finales de 2006 Ana y yo tuvimos que pasar por el Juzgado de San lorenzo de El Escorial un millón de veces para solucionar un problema administrativo que impedía que pudiéramos comprar la casa que ahora tenemos. Había momentos de desaliento y momentos de consuelo mutuo. Aunque los del dibujo en azul no seamos nosotros sí somos nosotros.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

Liliput Domestico



Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | 4 comentarios

Retratos apócrifos

Imagen | Publicado el por | Etiquetado | 3 comentarios

Triptico

Imagen | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

Sumo de manzana

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 1 Comentario

Autorretrete

Imagen | Publicado el por | Etiquetado | 2 comentarios